Diario de un esclavo

sumisión en silencio y obediencia ciega

pasito a pasito

el diariodeunesclavo sigue en marcha, con retraso, pero sigue en marcha. el perro está tan saturado con el trabajo que no ha tenido tiempo de teclear las entradas que tiene escritas en su cuaderno y va lenta, muy lentamente. saldrán, todas saldrán, pero poco a poco.

suplico a los seguidores del blog que no se desanimen. el perro espera que en una semana o dos todo se normalice y pueda poner el blog al día. han pasado cosas muy interesantes en estos últimos meses y merecen leerlas, especialmente una visita a servir al Dueño. las circunstancias son las que son y el perro ha aprendido a no cambiarlas.

no es tan importante cuando llegar como llegar al fin y al cabo. no desesperen, el diariodeunesclavo sigue vivo. el perro irá anunciando las actualizaciones en twitter, por si alguien no quiere o no puede entrar siempre.

obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

día 1642 de esclavitud, 90 de castidad

el primer conflicto del nuevo cargo. una “compañera” de plástico, de esas que van por ahí, como decía la canción. ante el conflicto sólo pudo patalear y ponerse a llorar diciendo “es mio”. sólo le faltaba gritar “mi tesoro”. suena ridículo pero es que así de ridículo es el ego cuando toma las riendas. reacción desproporcionada, argumentos de telenovela, todo un número.
el perro no pudo dejar de pensar en qué pasaría si se comportara de esa manera ante el Dueño. la buena tunda de azotes la tendría asegurada, como mínimo y de entrada.
aquello podría haberse convertido en una lucha de egos como poco pero no lo fue, porque el perro no tiene que demostrar nada, que justificar nada, que defender nada. su valor no descansa en el valor de las cosas que posee… o que no poseee, ni en la opinión que de él tengan los demás. el valor del perro viene de lo que decida el Dueño que valor. es su “libertad” y hoy el perro lo pudo comprobar en este conflicto. fue equilibrado, asertivo, correcto. el conflicto se resolvió según su idea, pero la “compañera” quedó envuelta en un entorno controlado po rel ego, sin poder salir, pero avergonzada después de haber comprobado como el drama había gobernado su comportamiento.
durante este tiempo en su cargo nuevo el perro ha descubierto cuanta incompetencia suelta hay. no se trata de ser intolerante. todo el mundo se equivoca y tiene derecho a hacerlo. de hecho es la mejor forma de aprender, pero poco podría imaginar que se combinara tanta inutilidad junta. ante eso sólo queda la valoración del trabajo bien hecho y el esfuerzo para sacar las cosas adelante. sin duda se presentan nuevas posibilidades en el futuro, posibilidades de aprender sobre todo del comportamiento de la gente.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

FdD en todas partes

un nuevo lederón en un contexto extraño, cuero en una zona rural, botas en el campo. ambas cosas resaltan especialmente, sobre todo ahí, esperando, tal vez que aparezca un esclavo que se arrodille y lama sus botas. no es un modelo, sino alguien real, de hecho no tiene un cuerpo escultural, pero eso no reduce lo más mínimo su poder y autoridad. está esperando a ser servido y obedecido, como todo Amo que busca a su esclavo.

día 1641 de esclavitud, 89 de castidad

con todo esto que ha pasado en los últimos quince días en el trabajo y con el intenso mes de julio, el perro ha sentido, nuevamente, lo beneficioso que es la presencia del Dueño en su no-vida. es una garantía, una especie de seguro, porque sin El estaría muy perdido, confuso y desconcertado, mientras que El me pone un rumbo, unas normas, un orden, una guía, un objetivo. con El no puedo equivocarme porque obedezco, y si la cosa sale mal por alguna razón, o no se realiza, el ego no me machaca diciéndome cosas inútiles, sino que el perro se levanta y lo vuelve a intentar se nuevo. la vida se ha simplificado mucho desde que soy un perro esclavo, y el perro sabe que se simplificará más. esto hace algún tiempo que ha dejado de ser algo puramente sexual, de fetichismo. es una forma de vida por cuanto ayuda a afrontar problemas y situaciones en cualquier dimensión de tu vida. los fracasos son menos fracasos y los logros son más logros. es extraño explicarlo. el perro intentará profundizar sobre esto porque cree que aquí hay algo importante.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

FdD realmente

dos lederones a punto de irse de marcha, y digo a punto de irse porque si estuvieran de vuelta esperaría y desearía que estuvieran con menos ropa. no son actores porno ni están haciendo un papel, sencillamente están viviendo su sexualidad. a pesar de parecer colegas, un ojo entrenado podría ver en ellos diferencias, algunas importantes. por ejemplo se puede ver que el de la derecha es activo y dominante, mientras que el de la izquierda es pasivo y sumiso. eso al menos indican sus muñequeras. eso también se refleja en sus vestimentas. el Amo va completamente vestido de cuero, mientras que el esclavo sólo lleva el chaleco en la parte superior. una de las cosas que más gustan al perro del bdsm es cómo puede hacerse que todo esté organizado, estipulado, reglado. hay códigos, normas que cumplir, órdenes que obedecer. de hecho, tras el Gran Salto, el perro espera que todo tenga un orden y no tener que elegir más, sólo cumplir lo que su Dueño le ordene y estipule.

día 1640 de esclavitud, 88 de castidad

como saben todos los lectores asiduos del blog, el perro distingue dos aspectos en su existencia. por un lado está su vida, aquella en la que es un perro esclavo, propiedad de un Dueño que vive lejos pero que compensa la distancia con su maestría a la hora de guiarlo, orientarlo, domarlo y entrenarlo. por otro lado está la no-vida, el trabajo y las responsabilidades que el perro asumió y tiene que llevar antes de conocer a su Dueño y entrar a formar parte de su vida. vive, por tanto, una especie de esquizofrenia que, hasta el momento, lleva a su juicio con cierta dignidad. 
este blog sólo expresa parte de la vida, dejando la no-vida a un lado y tocándolo de modo tangencial. el motivo es muy variado: hay muchas personas involucradas en esa no-vida, personas conocidas públicamente, algunas influyentes, y otras que merecen mantenerse en el anonimato. el perro tiene acceso a la vida privada de mucha gente, por diferentes circunstancias, y últimamente aún más, debido a su nuevo cargo.
la reflexión de hoy viene porque para mucha gente que me trataría de enfermo, sería un logro llegar hasta el punto donde está profesionalmente el perro. sin embargo para el perro todo esto es temporal y tiene un sentido: formarlo y prepararlo para ser un mejor esclavo. ¿es posible mandar sirviendo? es lo que el perro desea comprobar en esta nueva etapa. ¿se puede vivir un cargo como un servicio? ahí está la cuestión. el tema importante es que no lo ha pedido el perro, y tampoco lo desea, de forma que lo puede dejar cuando quiera, e irónicamente, eso le da muchísima libertad de actuación, porque no está sujeto a ningún grupo o persona que lo “encumbrara”. no llega debiendo nada, ni pagando un peaje.
paradójicamente la esclavitud es lo que le da libertad. no necesita quedar bien delante de nadie, porque sólo debe responder antes su Dueño. si El está contento, lo demás no tiene importancia. pero además el perro sabe que el Dueño exige de él un trato irreproclable, un comportamiento justo. nada de chanchullos y componendas. las cosas son como son y el perro intentará que sean como deben ser.
por supuesto el Dueño sabe todo del perro, su vida y su no vida y El también navega en esas dos aguas para poder llevar al perro a un puerto seguro.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

minirelato

llevar botas. ese es el único requisito necesario para estar en aquella fiesta. las había de todo tipo, vaqueras, moteros, militares, negras, marrones. el perro sabía que se pasaría toda la noche a cuatro patas lamiendo.

FdD ampliando fetiches

la verdad es que el bdsm, a pesar de que hay cosas que siempre se repiten, parece no tener fin. al perro le sorprende la capacidad de expandirse, buscando nuevas emociones, nuevas acciones, nuevos elementos donde fijar el deseo y la excitación, en definitiva objetos que convertir en fetiches. dentro de estos hay categorías. incluso excitándote las botas hay gente a la que les gusta con tacones, otros prefieren las militares sobre las vaqueras, o las de motero, y a algunos les gustan más los guantes de latex que los de cuero.
la FdD de hoy es un ejemplo de esto porque es una bota que el perro no había visto nunca. supone que es estadounidense, donde la variedad de éstas es enorme. tal vez no sea de las preferidas del perro pero tiene algo, tal vez sea la forma desenfadada en que el botero la pone en el coche, o la extraña forma de la punta. el hecho es que el camino del bdsm está lleno de desvíos, entradas, nuevas señalizaciones e indicaciones para aumentar tu repertorio de fetiches.

día 1639 de esclavitud, 87 de castidad

el perro echa de menos, mucho, llevar las botas del Dueño, pero hace demasiado calor y el Dueño sólo quería que las llevara hasta finales de junio, cuando se suponía que tendría que dejar este lugar de trabajo. las circunstancias han hecho que no fuera así y el perro ha tenido que seguir, así que el Dueño ha ordenado al perro que vaya con zapas. es mucho más cómodo, pero mucho menos “real”. con ellas el perro se siente como si no fuera él mismo, como si no mostrara, aunque sólo fuera a aquellos que pudieran entenderlo, que es un perro esclavo y que obedece a su Dueño.
de todas formas, siendo esto cierto, tampoco hay que ser más papistas que el papa y eso es una cosa que el perro aprecia y valora en su Dueño, que gustándole y apreciando los elementos externos, no vive esclavizados por ellos, sino que los usa y sabe prescindir de los mismos cuando no son prácticos. las botas ahora no son prácticas, pues no se llevan. otra cosa es la jaula, que sigue allí impertérrita. el perro debe aceptar que ya no vivirá sin ella… nunca más.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

FdD superposición

a menudo los fetiches se pueden superponer, como capas de una cebolla o de un pastel, haciendo casa vez la sumisión más profunda. a veces la objetificación se une a la animalización y esta al bondage y a la privación sensorial de forma que el esclavo se encuentra perdido en un laberinto de sensaciones. esta desorientación no es para él, sino para el ego que no sabe como reaccionar. entonces el esclavo puede centrarse en lo verdaderamente importante, en descubrir y vivir que ha nacido para obedecer y para someterse. esta experiencia hace que, cuando no se encuentre en esa situación porque no puede vivir permanentemente en privación sensorial o atado, siga con la mentalidad de la tarea que debe realizar: obedecer a su Amo en todo, vivir para Él, someterse a su voluntad, dejarse guiar por su palabra, en definitiva, servirle.

día 1638 de esclavitud, 86 de castidad

curiosamente el perro esperaba estar más inquieto por el trabajo pero no ha sido así. de hecho hoy ha sentido la sumisión muy a flor de piel. ya ha hablado de como, una vez se hace más normal un estímulo, éste se integra y se busca un estímulo mayor. en estos momentos la jaula, por ejemplo, está plenamente integrada y el perro busca otro estímulo. es una especie de droga. pero es que la sumisión es eso precisamente, una especie de droga. nunca se tiene suficiente. de ahí que, a medida que se va progresando en este camino, se vayan asumiendo nuevas prácticas, se vaya uno entrenando en nuevas cuestiones, nuevos fetiches, nuevas cosas por hacer. es una experimentación constante. a veces se tienen límites infranqueables, pero otras veces se van saltando los que no lo son. además de eso se va profundizando. Dueño y perro han hablado muchas veces como la propia relación nos ha hecho ir más abajo, ser más radicales, cada uno en su papel; El más dominante y el perro más sumiso. por todo ello el perro no deja de pensar que es un camino, un recorrido que ambos recorren, uno a pie y otro de rodillas o a cuatro patas, según sea el caso.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

FdD nueva esclavitud

la esclavitud consentida y voluntaria es diferente de la esclavitud forzosa por muchas razones, sin dejar de ser esclavitud. no sólo es una diferencia estética: cuero, latex, collares; sino también una diferencia interna, de como se llega a ella. en la esclavitud consentida el esclavos e desarrolla por la aceptación de su propia naturaleza y el conocimiento de que, en el orden natural de las cosas, él ha nacido para someterse y servir a un ser superior. fuera de cualesquier consideración moral, el esclavo sabe que esa es la única forma en la que podrá realizarse, la única manera de ser feliz.

día 1637 de esclavitud, 85 de castidad

el perro ha supurado hoy. creyó que había pasado ese tiempo, pero hoy volvió a hacerlo, y en cantidad. normalmente el perro supuesta en las primeras semanas, dentro de los primeros quince días de cada nueva etapa de castidad. es como si los genitales tuvieran que rebosar y echar lo que no sale por otros medios.
fue extraño sentir cómo salía por la jaula poco a poco. el perro supone que es lo que a otros le sale y llaman precum, líquido preseminal.  la diferencia es que el líquido preseminal sale cuando estás a punto, excitado, listo para follar, pero el perro supura siempre después de orinar, aunque vivir en castidad hace que esté excitado prácticamente todo el tiempo.
aparte de eso, o tal vez por eso, o a causa de eso, el perro se sintió muy sumiso hoy. hay días en los que el perro entra fácil, muy fácilmente en subspace, y días en que le cuesta mucho más. un indicativo de este estado es la capacidad y predisposición psicológica para estar momificado e inmovilizado. aunque no pueda estarlo efectivamente, el perro se imagina en ese estado, y si siente tranquilidad y calma, sabe que entraría fácilmente en subspace. sin embargo si se muestra incómodo e intranquilo, entonces algo no está ajustado en su interior.
obediencia ciega para el esclavo, poder absoluto para el Amo.

FdD vaquero, cuero y botas

de todos los estereotipos fetichistas: militares, moteros, lederones, sin duda los vaqueros son los que ocupan uno de los últimos lugares. sin embargo las botas, incluso las vaqueras, estaría en uno de los puestos preferentes entre los fetiches, junto al cuero.
el vaquero de la FdD de hoy es un caso excepcional, tal vez porque combina ambas cosas: su chaleco de cuero y la bota que presenta para ser lamida. la bota que ofrece al espectador es una sendra. se sabe por la marca que tiene en el talón y se parece extrañamente a la que usa el perro normalmente. esas son las normas del bdsm. sin ser uno de sus fetichismos principales, los vaqueros, el perro casi solo usa sus botas como calzado.

bienvenidos

bienvenidos al espacio virtual de diario de un esclavo. aquí encontrarás el camino que está recorriendo un perro hacia la sumisión y la obediencia ciega, de su vivencia como una propiedad de su Dueño.
si deseas dejar algún comentario sobre las entradas o sobre cualquier cosa puedes hacerlo enviando un email a
diariodeunesclavo@gmail.com

etiquetas por temas

Anteriormente

calendario de entradas

septiembre 2014
L M X J V S D
« jul    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930  

dias online

dias de esclavitud

alejado de su Dueño

castidad

twitter